Una oda a los perros callejeros: la razón por la que adoptar es siempre mejor que comprar

Tengo dos en casa que con sus ojos grandes y ladridos alegres han llenado mi vida de amor.

Anuncios