¿Qué hacer si sufres de ansiedad y estrés? Esta técnica de mi terapeuta podría ayudarte

2018 ha sido un año raro, por decirlo menos. Han subido mis niveles de estrés, he cambiado varias cosas en mi vida personal, he pensado que no sabría como vivir con días de solo 24 horas y por sobre todas las cosas… dejé de tener ataques de ansiedad. Es cierto, parece que estuviese bajo más estrés que años pasados y aún así, mi mente se mantiene clara, mi cerebro está confiado en que podemos lograrlo todo y mi estómago ya ni siente esos espasmos de nervios y angustia que sentía antes tan a menudo. Si bien la terapia que seguí durante casi un año desde julio del año pasado (y todo el trabajo duro que tuve que hacer emocionalmente) fueron la clave de mi éxito, hay varios trucos que mi terapeuta me enseñó a lo largo del camino y que tuvieron un impacto profundo en mi bienestar general.

Aunque creo que es mucho mejor que lo hagas acompañado de un profesional, quisiera compartirles una pequeña visualización que realizamos durante los primeros meses de mi camino hacia la sanación y que cambiaron completamente la forma en la que experimentaba y reaccionaba ante los nervios y la angustia. Se trata de visualizar el niño interior.

Por motivos personales que prefiero no compartir en un lugar tan abierto, hay muchas cosas que me pasaron durante niña que me dejaron sintiéndome insegura, pensando que cualquier cosa podría pasarme y que el mundo era básicamente un gran monstruo sobre el cuál yo no tenía ningún poder o agencia. Básicamente, lo que me hacía sentir más ansiosa, triste y enojada era asumir que nunca tendría el poder de controlar mi vida, lo que me sucedía y cómo yo reaccionaba ante eso… Hasta que nos dimos cuenta que no era así y que quién se sentía así era mi niña interior, la pequeña que llevo dentro de mí y la versión pequeña de ti mismo que tú también llevas en tu pecho.

Es posible que la descripción anterior de parezca esotérica y que creas que no es un tip o proceso serio dentro de una terapia, pero la verdad es que hay mucho de nosotros mismos que, psicológica y neurológicamente, nos ata a ciertos momentos de nuestra primera niñez.

En esa ocasión, lo que hice fue meditar, cerrar mis ojos e intentar recordar cómo era yo misma a los 5 o 7 años. El propósito es tratar de conectar con esa personita y diferenciar qué miedos racionales pertenecen a tu yo del ahora, al adulto, y cuáles provienen de ese niño o niña que se sienten indefensos y desprotegidos. El ejercicio, por supuesto, no termina allí. Esta parte media puede alargarse todo lo que necesites, puedes dibujarte a ti mismo a esa edad para poder visualizarte con mayor claridad, pero la meta es poder hablarte a ti mismo y decirte que ya nada malo pasará, porque ya no eres pequeño y porque estas tú para cuidarte y auto-protegerte de todo.

Personalmente, sentí que saltaba una gran barrera, que por obvio que parezca que somos adultos y podemos protegernos, rara vez nos hablamos de forma directa y en voz alta sobre esos miedos que nos paralizan y rara vez nos hacemos cargos de decirnos: “No importa, ya no eres pequeño y ahora estoy yo para cuidarme, quererme, protegerme.”

Un gran componente de la ansiedad es el miedo a que algo nos falte, a no gustarle a los demás, a ser abandonados, a quedarnos solos, a no tener amor y en general responde a situaciones donde nos sentimos rechazados, poco amados, juzgados, incapaces de ser quienes éramos, amedrentados, amenazados y otros. Visitar a tu niño interior con regularidad para recordarle que ya no hay nada de qué temer puede ser uno de los tantos pasos o ejercicios  a realizar cuando te sientes especialmente ansioso y por lo menos a mí, que sufrí de un trastorno de ansiedad por años, me cambió la perspectiva de todo lo que sentía por una gran razón…

Desde ahora en adelante solo dependo de mí y yo nunca me faltaré a mi misma porque soy lo único que tengo para toda la vida.

Espero que les sirva y, por favor, si están pasando por un período duro en su vida, busquen ayuda profesional, y si no pueden, al menos hablen con alguien cercano para que sepan que no están solos y que son tremendamente importantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.