10 razones por las que a veces no obtener lo que quieres es un maravilloso golpe de suerte

Soy de esas personas que quieren lo que quieren y no descansan hasta conseguirlo, de seguro tú también eres así y te acabas de sentir muy identificado con esa frase. Por años he luchado contra viento y marea para conseguir cada una de mis metas y, en ocasiones, he llegado a luchar contra mi propio cuerpo e intuición con tal de lograr lo que quiero. Soy obstinada y solía sentirme orgullosa de esa cualidad pero la verdad es que no sirve de nada sentirse orgulloso de algo que a ratos te hace sentir tan miserable.

En mi vida he tenido varias ocasiones en las que me he sentido profundamente traicionada por el destino o la energía del universo. He querido cosas, grandes y pequeñas, que creía que me pertenecían por derecho. Sentía que estaban en mi camino porque eran la progresión natural de lo que venía en mi vida y en mi senda: un nuevo nivel, mi nuevo desafío, una nueva conquista.

Sin embargo, la verdad es que muchas veces no obtener lo que quieres es un maravilloso golpe de suerte, especialmente cuando lo que quieres lo quieres solo por quererlo, o solo porque crees que es el camino que te toca caminar. Es algo muy común en la sociedad de paso rápido en la que vivimos hoy en día: queremos lo que viene, subir al siguiente escalón, trepar una escalera que supuestamente nos va a llevar a la felicidad cuando la verdad es que, en general, mientras más tenemos, más nos complicamos y peor nos sentimos.

Como ejemplo, he decidido compilar 10 razones de la vida actual que me hacen creer que no haber conseguido esa aceptación, esa carta con respuesta afirmativa, ese trabajo que quería ha sido en definitiva lo mejor que me podría haber pasado.

1. Muchas veces creemos que queremos algo solo porque los demás nos dicen que deberíamos quererlo


2. A veces valoramos poco la capacidad de decir que no y creemos que el mundo y el éxito se definen con un gran y rotundo sí


3. Nos olvidamos de comprender qué es el éxito según nuestra visión de vida


4. Por lo tanto, terminamos cultivando estilos de vida que poco tienen que ver con nuestros deseos


5. Solemos ignorar las sensaciones de vacío e incomodidad en pro de un trabajo que parece pagarnos bien y mantener una vida que nos hace más o menos felices


6. Solo cuando logramos salir de este tipo de situaciones en las que creíamos ser felices nos damos cuenta de la roca que llevábamos en nuestro pecho


7. Cultivar la simplicidad no es sencillo, especialmente cuando vivimos en una sociedad que nos enseña a siempre querer más


8. Al final del día aprender a confiar en el camino y la energía es la gran meta que deberíamos tener


9. Sentirse infeliz es una señal inequívoca de que necesitas un cambio


10. Y por todo eso, muchas veces no obtener lo que quieres es el mejor golpe de suerte, porque te ayuda a tomar el camino que no hubieras tomado como primera opción, pero que definitivamente es el tuyo

¿Qué cosas que has querido no has logrado conseguir? ¿Crees que ha sido para mejor? ¿Crees que todo está conectado y sigue una cierta razón? ¡Cuéntanos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s