10 cosas increíbles que suceden cuando te enamoras de tu vida antes que de una persona

Me parece que todos los tipos de amor son importantes en la vida: el amor entre hermanos, el amor que le tienes a tus papás y a tus amigos, el amor de pareja y, por supuesto, el amor a uno mismo. El problema es que a estos amores no siempre se les da la misma importancia y, a menudo, terminamos priorizando unos por sobre otros. Por supuesto que no quiero decir que enamorarse de una persona esté mal ni que ser feliz en pareja es la perdición. Lo que quiero decir es que perder tu identidad en una relación, priorizar el amor a otro por sobre el amor propio y dejar que otra persona decida qué hacer o no hacer con tu vida no es lo óptimo y no te llevará a tener una vida plena.

Esto es especialmente real durante la adolescencia, esa época en la que recién comenzamos a formarnos, donde más que dejar todo de lado por un sólo ser humano, deberíamos dedicarnos a ir tras nuestros sueños y comprender qué cosas queremos para nuestra vida y qué no.

Estas son algunas cosas muy geniales que suceden cuando te enamoras de tu vida antes de enamorarte de una persona.

1. Descubres qué cosas te apasionan

Y te decides a luchar por ellas con todo.


2. Aprendes a aceptarte tal y como eres y a hacer del auto cuidado una prioridad

La autoestima y el amor propio lo son todo.


3. Comprendes que no tienes que disculparte por ser como eres ni cambiar para complacer a los demás

Lección número uno para vivir una vida plena sin culpas.


4. Haces lo que te interesa sin nunca pensar en si te ves “atractiva” para los demás


5. Le das mucha importancia a la honestidad y lealtad en tus relaciones posteriores porque has aprendido que eso es lo mínimo que alguien puede ofrecer


6. Al mismo tiempo, aprendes a estar sola y a disfrutarlo

No es ni la mitad de malo de como lo pintan.


7. Aprendes que aunque los demás te pueden dar opiniones y consejos valiosos, sólo tú tienes la capacidad de escoger y sólo tú sabes qué es lo que realmente quieres

Como no buscas complacer a nadie, eres más feliz en este sentido.


8. Sabes que no necesitas tener una pareja para ser una persona completa

Y si la llegas a tener, será un complemento en tu vida, no algo que necesites sí o sí para respirar.


9. Te conviertes en un ser humano fuerte e interesante, que sabe lo que quiere y que no teme a la hora de pedirlo.


10. Aprendes a permitirte ser un ser humano imperfecto, complejo, complicado y en ocasiones asustado del mundo

Sabes que eso está bien y que no hay nada de malo en, ocasiones ser “demasiado” para el mundo. El que quiera estar contigo estará y si no, no tienes problemas en seguir caminando sola.

¿Estás de acuerdo? ¿Cuáles otras te gustaría que añadiera a esta lista?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.