8 signos que indican que podrías tener un desorden de ansiedad

A la hora de hablar de trastornos o desórdenes de ansiedad debemos comenzar reconociendo que no existe sólo un tipo de trastorno y que a menudo puedes sufrir de mas de uno. Según lo que indica el DSM-IV, o el Manual de diagnóstico y estadístico de trastornos mentales, en el caso de los trastornos de ansiedad existen siete tipos de desórdenes reconocidos:

  • El trastorno de ansiedad generalizada
  • El trastorno de pánico
  • El TOC
  • El trastorno por estrés postraumático
  • El trastorno por estrés agudo
  • El trastorno por ansiedad social
  • El trastorno fóbico

Cada trastorno tiene sus características específicas sin embargo, si hay algo que define a este conjunto de enfermedades es que hacen que tu vida deje de ser normal y provocan que te cueste funcionar. En muchas ocasiones la gente no pide ayuda, convencida de que son bichos raros o que simplemente no se la pueden con el mundo, pero créeme, sentir eso que sientes no es sano, no es normal y puede ser curado. Según Cultura Colectiva, los siguientes 10 síntomas pueden indicar que padeces de un desorden de ansiedad y que aún no te das cuenta.

1. Tienes problemas para dormir

A menudo las personas que sufren de trastornos de ansiedad tienen problemas para dormir, esto se debe a que a menudo tienen pensamientos incómodos por las noches que los mantienen despiertos. En algunos casos también se da al revés: duermen en demasía sólo para apagar su cerebro y no pensar más.


2. Te preocupas en exceso

Si cosas muy pequeñas te preocupan en exceso, te hacen sentir mal, te impiden dormir o te provocan malestares estomacales o sudores excesivos, entonces estás ante una preocupación que no es normal. Preocuparse por algo grave durante algunos días es normal, preocuparse de algo muy pequeño durante semanas no lo es.


3. Sufres de mucho dolor muscular y no se debe al ejercicio

Cuando tu cuerpo pasa mucho tiempo tenso, incluso si no te das cuenta, sentirás muchos dolores musculares. En general es bueno realizar estiramientos o ejercicios de respiración para relajar la musculatura, de lo contrario, podrías terminar sufriendo de contracturas.


4. Tienes problemas digestivos

En muchas ocasiones los trastornos de ansiedad provocan problemas digestivos debido al constante estado de alerta en el que se encuentra el cuerpo. Si notas que siempre te duele el estómago o que te cuesta comer, deberías preguntarte qué es lo que sucede que te hace sentir así (descartar alergias alimentarias nunca está de más).


5. Tienes miedos irracionales

Y aunque sabes que no tienen lógica, no puedes evitar sentirlos. A veces se relacionan con cosas del pasado y en otras ocasiones son totalmente azarosos, pero están ahí y hacen que te cueste mucho vivir una vida normal.


6. Estás obsesionado con hacerlo todo de forma perfecta

Y te recriminas muy duramente si fallas, llegando incluso al extremo de “castigarte” quitándote cosas que te gustan y prometiéndote grandes recompensas en caso de lograr metas prácticamente imposibles.


7. Te acechan comportamientos obsesivos

Sabes que puedes caminar con normalidad pero sigues sintiendo que NECESITAS pasar por cierta calle un cierto número de veces. Tus manos estás limpias pero estás convencido de que siguen sucias y vuelves a lavarlas. Estos son ejemplos de comportamientos obsesivos muy básicos y si sufres de otros más severos, debes sí o sí buscar ayuda.


8. Tienes ataques de pánico

En general los ataques de pánico pueden parecerse mucho a un ataque al corazón, aunque para cada persona es diferente. En general sientes un miedo incontrolable a que tu cuerpo no funcione correctamente y estás seguro de que morirás de algún tipo de ataque, usualmente uno al corazón, pero en otros casos puedes creer que te desmayarás y dejar de respirar, entre otros. En el caso de los ataques de pánico, existe una evidencia total de que la ansiedad ha llegado a niveles muy altos y que tu cuerpo ya no puede más con ella, por lo que necesitas ayuda inmediata y urgente.

¿Tienes alguno de estos síntomas? Vivir con ansiedad no es sencillo, especialmente porque la sociedad espera que seamos seres 100% funcionales, algo que sólo contribuye a que sigamos recriminándonos. Yo vivo con ataques de pánico y aunque lentamente han mejorado, siempre queda la duda sobre cuándo atacará el siguiente.

Lo leí en Cultura Colectiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s