La inteligente forma en la que Bill y Melinda Gates buscan reducir la pobreza en el mundo

Melinda y Bill Gates tienen claro que el problema de la pobreza en el mundo está lejos de terminar y que estamos lejos de vivir en una sociedad sin desigualdad. Sin embargo, también entienden que el control de natalidad a nivel mundial es una herramienta revolucionaria a la hora de ayudar a las familias con menos recursos a tener una vida con menos dificultades, especialmente porque en muchas ocasiones ellos ni siquiera tienen dinero para alimentar o educar a sus bebés.

Si bien hoy en día existen los métodos anticonceptivos hormonales femeninos de diferentes tipos, los anticonceptivos masculinos siguen reduciéndose al preservativo y la vasectomía, algo que casi siempre provoca que la mujer sea vista como la responsable de encargarse de la anticoncepción (algo que, por lo demás, es muy machista).

Es por eso que Bill y Melinda decidieron invertir y patrocinar diferentes investigaciones para promover la creación de un anticonceptivo masculino. Este tipo de estudios son costosos y a menudo no reciben muchos fondos pues no es considerado extremadamente importante. Pero los Gates saben que un mundo donde ambos sexos tengan un control total sobre la natalidad es un mundo más justo y, también, un mundo donde las personas de estratos sociales más bajos pueden tener la posibilidad de salir de la pobreza al evitar embarazos que no desean pero que, por dinero o desconocimiento, muchas veces terminan añadiendo un integrante más a su familia.

El director del proyecto es el científico Martin Matzuk quien dirige el Centro para el Descubrimiento de Fármacos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Baylor. Su equipo busca crear una pastilla de acción rápida, sin efectos secundarios y, sobre todo, reversible.

Lo que su equipo busca es neutralizar temporalmente una serie de tener activos presentes en los testículos. Por ahora se han realizado experimentos en ratas y se concentran en sólo 30 de los más de 2.000 genes presentes en este proceso.

Según Bill y Melinda el aumento de la población mundial es una de las principales causas de la brecha económica y esta sería una forma de combatir la pobreza: con sexo más seguro y con menos carga anticonceptiva para la mujer.

De funcionar, las pastillas de los hombres sólo requeriría que la tomen justo antes de empezar la relación sexual, a diferencia de las mujeres que deben tomarlas cada día para asegurar que sean efectivas.

Lo leí en Código Nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s