Las personas desordenadas no son perezosas, de hecho son las que más imaginación y determinación tienen

No importa hacia donde mires. En este mundo, parece que todo lo que nos rodea está cuidadosamente organizado y categorizado. No importa si vas de compras o si tomas el bus, cada cosa tiene su lugar, su orden y su forma correcta de hacerse. Y luego están mi escritorio y mi cuarto, completamente desordenados y altamente productivos. Seamos honestos: eso del orden es una ilusión y la forma en la que la gente busca una y otra vez obligarte a acatar ciertas reglas es muy molesto. Si incluso el universo es completamente caos, ¿cómo esperan que crea que una habitación ordenada y una vida cuidadosamente organizada son lo mejor? No tengo nada en tu contra si es que eres del tipo de persona que se la pasa ordenando, pero hey, a mí no me pidan eso.

Nos han intentado enseñar bajo todos los puntos que realmente el orden lo es todo, que es un tipo de respuesta, sin embargo ¿no será que al intentar alcanzar el orden también creamos desorden? Piensa en lo que sucede cuando intentas comprar más accesorios para organizar tu escritorio y lentamente lo vas llenando de cosas ¿no será que realmente empiezas a crear caos?

Mi respuesta a esa pregunta es que simplemente sería mucho más productivo decirle que ‘sí’ al desorden y dejar que las cosas lentamente vuelvan a su estado natural. En general las personas desordenadas son vistas con malos ojos, pero creo que definitivamente es hora de dejar en el pasado esa idea porque claramente no es cierta. Tampoco digo que debamos irnos a los extremos y vivir nuestra vida en un estado constante de desorden en el que realmente ya no sabes qué día es y no recuerdas si es que cumpliste con tus obligaciones mínimas diarias, sino que creo que es hora de aceptar que realmente el desorden nos ayuda a ser más productivos, imaginativos y creativos. Justo lo que el mundo necesita ¿no?

De hecho, un estudio prueba que los escritorios desordenados son los mejores a la hora de realizar trabajos creativos, ya que los espacios demasiado organizados limitan nuestra habilidad para innovar y encontrar soluciones más creativas. Desde pequeños se nos enseña que lo ideal es el orden y que es algo que debemos asegurarnos de mantener. Sin embargo, es de esta misma forma que muchas veces disminuimos el potencial creativo de quienes luego serán los nuevos adultos.

Ser desordenado requiere fuerza y valentía, especialmente porque primero requiere que aceptemos que no estamos equivocados y que no necesitamos cambiar nuestra mente imaginativa y llena de creatividad. Preferimos preocuparnos de las cosas más importantes que dejar que las pequeñas cosas del día a día acaben con las horas de nuestros días. Las personas desordenadas somos aventureras y sabemos como adaptarnos ante un mundo que cambia constantemente. No nos vuelvan a pedir orden, porque para nosotras la vida es un regalo y es por ello que hemos decidido olvidarnos de las supuestas reglas y vivir espontáneamente. No te haría mal probar algo nuevo de vez en cuando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s