Las justificaciones de los jueces que no creen en el “uso de violencia” en la violación de una niña de 5 años

La Audiencia de Cantabria, en España, dio total credibilidad al testimonio de una niña que fue abusada entre los cinco y los 10 años, sin embargo, aseguran que en el delito no hubo “uso de violencia” lo que significó en una reducción de la pena para el imputado. ¿Cómo es posible que no haya violencia en un acto forzado?

El hombre fue condenado a tres años y nueve meses de prisión después de que los magistrados descartaran el uso de violencia dentro del delito de agresión sexual.

“No se ha probado que la menor opusiera resistencia física o protestara, llorara o gritara, siendo habitual que volviera a la casa del acusado toda vez que éste le hacía regalos diversos para contentarla”, relata la sentencia.

Las palabras han causado un gran rechazo en la comunidad española, y también a nivel mundial, puesto que se presenta el acto de violación como uno “no violento” y también se pone en duda el sufrimiento que esto le haya causado a la pequeña debido a los regalos con los que el abusador compraba su silencio. En el fondo, están culpando a la víctima, una pequeña niña que no podría haberse defendido de ninguna forma.

SI bien nadie desmintió el testimonio de la víctima y los peritos judiciales confirmaron que la niña había realizado un relato “muy extenso y coherente” la forma en la que ha sido manejado el caso le resta importancia, a mi parecer, a su dura experiencia.

Lo peor de todo fue la explicación que dieron, que es una de las partes más polémicas, para dar a entender su decisión de procesarlo como un acto “no violento”:

“Una niña de 5, 6, 7 o más años no va voluntariamente a una casa donde su morador la pega, la agrede, la coacciona o la intimida. La niña no era llevada a la casa del procesado: iba ella sola. Y la razón de tal asistencia la explicó ella misma: el procesado le regalaba todo aquello que su padre no le regalaba”.

Debido a que la chica sólo denunció los hechos a su madre mucho después de que hubiesen terminado y también a causa de que la madre se demoró en recurrir a la justicia, la sala determinó que existía una “dificultad probatoria” a la hora de hablar de violencia y también a la hora de “delimitar los márgenes entre el acto consentido y el inconsentido (si bien esto último no se contempla, dada la escasa edad de la niña, menor de 13 años)”.

Me parece inaceptable que se hagan declaraciones de este tipo pues prueba el poco entendimiento que muchas personas tienen sobre lo que significa ser abusada, violada o simplemente tocada sin consentimiento. Toda violación, por pequeña que sea es un acto violento, que violenta el cuerpo, la mente y los espacios personales.

Es tiempo de que la justicia y la sociedad lo comprenda,

Lo leí en El Diario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s