5 olores corporales que jamás deberías ignorar. Pueden revelar un problema de salud

Está de más decir que de vez en cuando vamos a oler mal y que no hay nada de malo en ello. A veces vas al gimnasio o caminas mucho o simplemente sientes mucho calor y transpiras sin poder evitarlo. Terminas oliendo mal y sintiendo que necesitas una ducha lo antes posible. Otras ocasiones pasa cuando vas al baño, haces el número uno o el número dos y sientes que huele especialmente mal. Piensas que no hay nada de qué preocuparse pero ¿es tan así? Claramente no pretendemos reemplazar tu visita al doctor, pero si tienes alguno de estos malos olores de forma persistente, quizás sea buena idea visitar a tu doctor.

1. Pies olorosos

Si es persistente, puede que indique que tienes pie de atleta. En general esto se da gracias a un hongo que infecta tu calzado y tus pies. Es posible que hayas notado que tienes piel muy seca en tus pies, dedos rojos y una que otra lesión menor.


2. Aliento frutal

Si no estas comiendo caramelos frutales ni fruta y igual tienes este aliento, entonces puede que se trate de diabetes. Debido a que el cuerpo no tiene la energía necesaria para funcionar (debido a las alzas y bajas de azúcar) lo que hace es usar la grasa del cuerpo para convertirla en combustible, generando ketones, unos componentes ácidos en tu cuerpo. Uno de ellos, de hecho el más común, suele tener un aroma frutal lo que puede generar este aliento.


3. Deposiciones con mucho mal olor

Digamos las cosas como son: nadie hace con olor a rosas, pero tener deposiciones especialmente fuertes puede indicar una intolerancia a algún alimento que se encuentre en grandes proporciones en nuestra dieta. Un ejemplo de ello es la intolerancia a la lactosa, una intolerancia que suele ser bastante común hoy en día y para la cual existen cientos de productos lácteos especiales.


4. Orina con mal olor

Puede ser síntoma de una infección urinaria. Nuevamente, estamos hablando de olores especialmente fuertes, tienes que recordar que ningún desecho que salga de tu cuerpo tendrá un olor agradable. Esta enfermedad es mucho más común en mujeres que en hombres.


5. Aliento feo

Si no te lavaste los dientes antes de dormir y tienes más aliento, obviamente la causa del mal olor es una falta de higiene bucal. Pero si tienes una buena higiene y sigues teniendo este problema puede que sufras de apnea del sueño, una enfermedad que nos hace respirar de forma anormal mientras dormimos y que, usualmente nos obliga a respirar por la boca. Tener desviaciones en el tabique de la nariz o estar resfriados también puede causar el mismo problema porque todas las condiciones anteriores te obligan a respirar por la boca durante períodos prolongados de tiempo.

¿Sabías que todo esto era posible? ¡Yo no!

Lo leí en Women’s Health Magazine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s